La vida moderna en Noviembre

Estoy un poco decepcionada con el mes pasado, la verdad. Hemos pasado de máquinas de likes, donuts hechos con espaguetis y pantones con nombres de super-héroes a... ¿Puigdemont? Devuélveme mi octubre que me lo has robao, que me lo has quitao, que me lo has robao...

En serio, me ha costado muchísimo encontrar las tonterías que otros meses campan por doquier en nuestras revistas y periódicos de cabecera. ¿Será que los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado están incautando todo lo que nos distraiga del Problema Real? ¿Será que ya no viralizamos como antes? ¿Será que ya no estamos 3MSC?

Ainsss, las voy a echar de menos en ese distópico mundo futuro plagado de periodismo de calidad.

Periodismo que nos trae joyas como este titular "Disney es el gran reto de la industria del fútbol". Ehhhhiinnn?? Durante la World Football Summit de Madrid se concretaron los cuatro grandes retos a los que se enfrenta la industria del fútbol, y uno de ellos es hacer del deporte un espectáculo. "Hay que saber convertir el fútbol en un espectáculo que esté a la altura de Disney". Sinceramente, creo que hace muchos años ya que han superado a Disney en este sentido...

Las hemerotecas, tan maravillosas como Instagram a la hora de encontrar joyitas. Como el vídeo de Paris Jackson (la hija de Michael) cantando con su primo que ha provocado una avalancha de gente opinando que ha heredado la voz de su padre. Sin querer desmerecer a la muchacha (que parece muy maja) la voz de Michael Jackson está años luz de la suya.

Y tirando de artículos que ya llevan unos meses publicados he descubierto una palabra fantástica: Shemomechama. Procede de Georgia, que es un país junto al Mar Negro que antes pertenecía a la URSS. Pero podría parecer un vocablo gallego: "xemo me chama" (el xemo me llama). Shemomechama es comer cuando ya no tienes hambre pero no puedes parar porque está todo riquísimo, y sigues, y sigues... Xemo no significa nada en gallego, pero si algún día lo llegamos a traducir por "gula" me encajaría perfectamente.

Y cerramos con Madrid, donde se acaba de abrir un local en el que te puedes echar la siesta por un módico precio. Se llama Siesta&Go y la dueña se inspiró en un viaje a Tokio para tener la idea. ¿Que te has quedado toda la noche viendo netflix y estás que te caes en el curro? Pues te pasas por Siesta&Go y como nuevo. Son 5,25€ por 25 minutos de sueño. Aunque tengo que decir que yo he llegado a echarme siestecilla en el suelo del baño de la ofi cuando era becaria. Gratis.