La historia del surf en dibujos

Hemos encontrado un vídeo muy chulo sobre los orígenes del surf. Si tenéis paciencia (y nivel medio de inglés) os animamos a que lo veáis. Por si acaso, os traducimos la historia:

Para algunos, es un deporte serio. Para otros, sólo una manera de relajarse. Pero a pesar de su asociación al sol y a la diversión, el surf tiene una historia más rica y profunda de lo que muchos conocen.

Lo que hoy conocemos como hacer surf tiene su origen en las islas Polinesias del Océano Pacífico. Sabemos por diversas fuentes que las olas se cabalgaban en el Pacífico polinesio, así como en el oeste de África y en Perú. Pero fue en el archipiélago de Hawaii en particular donde el surf avanzó más y fue mejor documentado. Y donde, al contrario que en Polinesia, aún persiste.

3.jpg

Y para la gente de Hawaii, deslizarse por las olas no era sólo una actividad de recreo, sino algo con significado espiritual y social. Como casi todo en la sociedad hawaiiana, el surf estaba regido por una serie de códigos y tabús conocido como Kapu. Los hawaiianos hacían ofrendas cuando elegían un árbol que iban a talar, rezaban para que hubiese olas con la ayuda de un Kahuna (cura o chamán), y agradecían cuando sobrevivían a un wipeout* peligroso. Incluso algunos surf breaks* estaban reservados a la élite.

Pero no era solamente un acto solemne. Competían a ver quien surfeaba más lejos, más rápido o cogía la ola más grande y con más habilidad, lo que les garantizaba respeto, estatus social y sex-appeal. A pesar de que luego se llamó el deporte de los reyes, los hombres y mujeres hawaiianos de todas las edades y clases sociales participaban, con tablas hechas de la acacia koa, el árbol del pan, o los wili wili.

2.jpg

Muchos hawaiianos usaban la tabla Alaia: delgadas, tamaño medio, y parecidas a las tablas actuales. Otros usaban las Paipo: cortas, con la punta redondeada, y en la que normalmente se tumbaban sobre su estómado (similar a las de bodyboard). Pero sólo los jefes podían montar las enormes Olo: el doble de largas que las actuales longboards.

Al contrario que las tablas actuales, no tenían quilla y los surferos tenían que rotar con sus brazos y pies: haciendo ancla con uno y rotando con el otro:

1.gif

No sabemos cuando empezaron a deslizarse por las olas, pero sabemos que en Polinesia se ya practicaba desde hace cientos de años para cuando William Anderson lo describió por primera vez en 1777, un cirujano en el barco de Thomas Cook "Resolution". Casi todos los misioneros cristianos americanos que llegaron a Hawaii varias décadas después pensaban que era un acto pecaminoso. Y lo "desincentivaban", al igual que hacían con otros aspectos de la cultura nativa.

Pero la mayor amenaza para el surf era la amenaza a los propios nativos. En 1890 las enfermedades introducidas por los americanos y europeos habían diezmado la población hasta dejar a menos de 40.000 nativos con vida (que habrían sido unos 800.000 de otro modo). Al mismo tiempo, la influencia extranjera aumentó y los blancos que se asentaron allí acabaron con la tradicional monarquía nativa en 1983. Y EEUU se anexionó las islas 5 años más tarde (1898).

El final de la independencia hawaiiana coincidió con un renacer de la cultura surf entre los nativos, que pronto fue explotado por los colonos americanos. Pero primero algunos hawaiianos habían exportado el surf más allá de las islas: en 1907 George Freeth (apodado Hawaiian Wonder) viajó a la costa oeste y dio exhibiciones de surf en el sur de California. En 1914, el campeón olímpico Duke Kahanamoku fue a Australia y Nueva Zelanda deslizándose por las olas del pacífico y levantando pasiones por todos lo lugares que pasaba.

Justo antes de que Freeth fuese a California, un hombre de Carolina del Sur llamado Alexander Hume Ford se mudó a Hawaii. Después de aprender a surfear, se convirtió en campeón de surf como pasatiempo. Pero parece que tenía oscuras razones para apoyar este deporte, ya que quería que Hawaii se convirtiese en un estado más de EEUU, pero estaba preocupado por la gran cantidad de nativos y asiáticos que suponían la fuerza laboral de las islas. Creía que si promocionaba el surf entre los blancos, iba a equilibrar la balanza y así hacer un Hawaii más atractivo para el turismo y los residentes blancos. Le apoyaron muchos escritores y directores de cine. Pero su plan demográfico fracasó.

Hawaii se convirtió en un estado miembro en 1959, y sigue siendo uno de los más diversos racialmente de todos los que tiene EEUU.

Pero la promoción del surf sí resultó un éxito. Actualmente, el surf es una industria global que mueve billones, con millones de entusiastas por todo el mundo. Y, a pesar de que pocos de estos surfistas saben lo crucial que tiempo atrás fueron su simbología, sus rituales, sus cánticos, sus ofrendas para talar árboles, los hawaiianos sí conservan estas tradiciones... casi casi lavadas de la historia por las olas...

*wipeout: cuando no sales del tubo de la ola a tiempo o te caes de la cresta
*surf break: un buen lugar de surf porque hay una barrera de coral o similar y rompen las olas