Fernando Arrabal: más allá del Mineralismo

Que Fernando Arrabal es un personaje es algo de lo que no cabe duda. Pero es un personaje con una historia apasionante a sus espaldas. ¡Os la contamos!

Te sonará por caerse de la silla en el programa de Quintero a gritos de "¡Déjame hablarrr!". O por la polémica con Carmena porque quitó su nombre de una de las naves del Centro Cultural Matadero de Madrid*. Pero Fernando Arrabal también ha pertenecido al movimiento Surrealista y se ha relacionado con Alejandro Jodorowsky, Andy Warhol, Tristan Tzara, André Breton. Pero en su revisión de lo vivido, él declara:

En el extranjero se me invita por haber pertenecido al teatro del absurdo, el surrealismo y la Patafísica. Como los grandes protagonistas de esos trenes han muerto, a mí se me invita porque no pueden invitar a Becket, a André Breton, a Alfred Jarry. Invitan a Arrabal, que es el único que queda con vida.
Yo pasé de refilón por el grupo surrealista. En el grupo estuvimos mi mujer y yo entre vacas sagradas con el rabo entre las piernas.

Es escritor, artista, director de ópera, y cineasta.

Fernando Arrabal es uno de los mejores cultivadores del teatro del absurdo y autor de una prolífica y valiosa obra literaria que hacen de él uno de los más reputados escritores vivos. Pero él quisiera pasar a la historia como matemático o ajedrecista, sus dos grandes pasiones.

La historia de su padre, que era Teniente en Melilla y defensor de la República, sí parece una obra literaria. Fue detenido por sus compañeros de cuartel durante el golpe de estado del 36, pero él se negó a adherirse al alzamiento. Fue condenado a muerte, pero se le conmutó a 30 años de prisión. Una vez allí se le diagnosticó una enfermedad mental. Acabó fugándose un día de diciembre en el que había 1 metro de nieve. En pijama. Hay quien dice que simuló su enfermedad. Nunca volvió a aparecer.

He preguntado varias veces por mi padre en el Centro de la Memoria Histórica, pero no me han hecho caso. Y mi padre no pudo haber desaparecido, eso es imposible. España ha sufrido mucho. Fueron 40 años de tragar, tragar, tragárselo todo.

Metieron a Fernando en un colegio de curas y allí ganó un concurso de niños superdotados. Cuando los profesores aconsejaron que aquel chico desarrollaría todo su potencial si se le ponía a estudiar Ciencias Exactas, él se rebeló contra los que consideraba "los asesinos de su padre". Se convirtió en todo lo contrario: un hombre de Letras.

Su fascinación por el teatro le llevó a París y, en 1955, pudo por fin instalarse allí gracias a una beca. Desde entonces ha sido ésta su ciudad. En 1962 conoce al poeta francés André Breton y en 1963 crea el «Movimiento Pánico», alusivo al dios griego Pan, junto a los artistas Roland Topor y Alejandro Jodorowski, con influencias de Tristan Tzara y el dadaísmo.

Nadie mejor que Milan Kundera (ESE escritor, ESE remueve-emociones, ESE candidato al Nobel de literatura) para expresar al icónico Fernando:

Es un hombre que juega. Concibe el arte como un juego, y el mundo se convierte en un juego en cuanto lo toca. Pero este siglo es un terreno en donde los juegos están prohibidos, una trampa preparada para los jugadores.
Tu estrella lleva el nombre de Cervantes. Cuando así lo reconociste un día levantando solemnemente la mano hacia el firmamento, el público que te rodeaba, creyendo oir una incongruencia llena de encanto, se echó a reir. (Bien lo sabes: sólo se consigue hacer que rían en los momentos en que uno es más serio).
¿Cómo has conseguido que un personaje irreal e imposible, caído de la ruleta de las reglas y de los cálculos, me haya emocionado hasta tal punto que haya leído sus aventuras totalmente absurdas sin poder parar, de un tirón? 

* Interesante ejemplo de post-verdad: el diario El Español hace escarnio del personaje y luego lanza cuchillos contra Carmena, pero no publica que finalmente no se quitó su nombre de la nave y que Arrabal mandó una nueva postal a Carmena agradeciendo el gesto. ¿Está El Español realmente interesado en contarnos la actualidad? ¿O le interesa usar a políticos y artistas a sus anchas, para vender titulares y luego desentenderse? En vez de tener una línea editorial periodística (¡la noticia está en la sección "Política"!), adopta el tono de un youtuber en busca de likes. Podéis buscar el enlace vosotros, nosotros pasamos de llevarles tráfico.

** Su ciudad natal, Melilla, acaba de homenajearlo: el Teatro Kursaal ahora se denomina Gran Teatro Kursaal Fernando Arrabal por decisión unánime de todos los grupos políticos de la Asamblea de la Ciudad Autónoma.

*** Hace tiempo que os prometimos este post, cuando hablamos del Nanaismo :)

[Imagen del cover sacada de aquí.]