La vida moderna en Febrero

Estamos de pre-luto: hay rumores de que en 2050 el chocolate podría extinguirse. NOOOO!!! Pues sí, lo ha anunciado la National Oceanic and Atmospheric Administration como uno de los efectos del cambio climático:

La planta de cacao solo pueden crecer dentro de una estrecha franja de selva, donde la temperatura, lluvia y humedad permanecen constantes durante todo el año. Pero en 2050 esas áreas no serán adecuadas por sus altas temperaturas.

La Vida Moderna será aburrida y amarga... así que comed chocolate, filliños, y leeros este especial "comidas modernas".

RUBY CHOCOLATE

Pues sí, justo ahora que se descubre/inventa una nueva variedad de cacao... va y se extingue. ¿Por qué tanto odio? Se trata de unas vainas rojizas que se cultivan en Costa de Marfil, Ecuador y Brasil y que dan lugar a un chocolate color rosa que está libre de colorantes artificiales.

La casa chocolatera Barry Callebaut ha sido la primera en comercializarlo. Pero ahora KitKat/Nestlé se ha subido al carro. Lamentablemente, y una vez más, aquí no lo cataremos... ni los aguacates sin hueso ni el chocolate rosa... ni por internet ni nada. Que no, que ni rosa ni roso, que aquí no llega!

SUPER-ALIMENTOS!

Y no porque no súper-gusten (de hecho la espirulina está en nuestro top 10 de comidas asquerosas), sino porque tienen un alto potencial nutritivo. Como comentamos hace tiempo en nuestro Instagram, algunos de ellos fueron prohibidos durante las colonias y ahora se han convertido en súper-alimentos, como la quinoa, el amaranto y la maca.

La lista no está cerrada y casi cada mes surge uno nuevo, indicativo de su alto interés mediático (la sudadera Kale de Beyoncé... qué atrás ha quedado eso... si ya lo venden en Mercadona!). Los PENúltimos: la kañiwa (similar a la quinoa, muy alta en proteínas), el caviar verde (algas marinas "de la longevidad") y el baobab (alto contenido en hierro).

Y el ÚLTimo es... el Blue Matcha! Que proviene de la flor de tono violáceo Clitoria ternatea, conocida como guisante de mariposa. De ahí el color tan instagrammeable que deja en todo lo que toca. Entre sus propiedades: potenciar la memoria, ser antidepresivo, sedante y ansiolítico.

¿Y el cáñamo? ¡¿Es que nadie va a mencionar el cáñamo?! Pues... es que eso ya quedó atrás, como el kale pero sin venderse en Mercadona. De hecho, hay rumores de que el cáñamo fue un adelantado a su tiempo: si lo hubiésemos conocido AHORA, seguro que no nos hubiésemos puesto tan tiquismiquis. Y, además, a España fijo que llegaría, no como el riby chiquiliti ese.

¿Y QUÉ MÁS?

Pues cerramos con dos gilipolleces. Eh! A que sólo te esperabas una? Pues DOS.

La primera son los Selfieccinos: con una máquina que imprime cualquier imagen en tinta comestible sin sabor, en The Tea Terrace se están forrando con la tontería de darte tu capuchino con tu cara ahí pum.

La segunda es una camita para gatos que tiene forma de pastel y que cuando él se mete dentro... te dan ganas de comértelo. Ohhhh! 125 pavis que cuesta. Yo NO me lo compro, pero aquí te dejo el link.