Arte urbano en Vigo #8

La obra que os traemos hoy es doble y además está en una de las calles con más murales de Vigo: Torrecedeira.

En las escaleras de Marqués de Valterra encontramos a la ballena Leviatán, de la que ya hablamos aquí. Pero además en las escaleras de Llorente nos encontramos con la obra de Jose Miguel Sagüillo, que representa dos barcos vistos desde arriba. Y, en el parque de Camilo José Cela, encontramos el mural "Lucha por Vigo" de Ash Santos.

Y es doble (... e incluso triple!) porque cada lado de este edificio con fachada en forma de U está decorado por un artista: González y Fernández (Vigo) por un lado, y Federico Draw (Portugal) por otro.

2016101109353411496.jpg

Este mural se llama "Sea Walls for Oceans" y está financiado por la Agencia Europea de Pesca y el Concello. Su objetivo es concienciar sobre la sostenibilidad de los océanos.

En la elaboración del mural también intervino el poeta irlandés Keith Payne, que aportó un poema dedicado al mar y que ha sido traducido al gallego. Payne es miembro del Proyecto Ewa, del que ya hablamos aquí.

Fernández & González (Fred Fernández y Germán González) son dinamizadores del espacio cultural "El Halcón Milenario" y creadores de “Balea”, un libro gráfico publicado por Kalandraka en el que precisamente inspiran su lado del mural.

BALEA es un gran mural de doble cara, plegado como un acordeón, que representa una enorme ballena metálica sumergida en el fondo del mar, junto con algas, peces de vivos colores y otras criaturas acuáticas. A su alrededor, unos simpáticos buzos de traje amarillo, protagonistas mudos de este libro-objeto visual.
Al girar la hoja cambia la perspectiva de los lectores, que observan el interior del artilugio, dividido en numerosas estancias. Es ahí donde entra en juego la imaginación, para recrear qué sucede en la sala de control del cetáceo mecánico, qué preparan en la cocina, de qué hablan los encargados del huerto...

Federico Draw, un artista urbano reconocido en Portugal, es especialista en la expresividad de rostros de gran formato, precisamente lo que centra esta obra: el rostro de un marinero.

El efecto teatral de sus semblantes proviene de las miradas extremadamente detalladas de sus sujetos, que están en contraste con la aspereza de la cara.

Federico es miembro del colectivo R.U.A. (REFLEXO ON URBAN ART):

"Creemos que el acceso al arte (expresión artística y cultura en general) es fundamental para crear una sociedad equilibrada en la que las personas vivan en armonía y respeto mutuo. Al crear formas de hacer que el arte esté disponible gratuitamente en el espacio público, esperamos contribuir a una sociedad más armoniosa".