Soy un hombre mágico! De la casa de gominola, de la calle de la piruleta

Soy un hombre mágico! De la casa de gominola, de la calle de la piruleta

Marzo es el mes de las golosinas!

O al menos estamos oyendo muchas noticias relacionadas con este sector:

Y es que España es el segundo país productor y exportador de golosinas de Europa, después de Alemania (Haribo!), y por delante de Reino Unido.

Así que nos hemos lanzado a enterarnos del origen de algunas de las golosinas que más nos motivan...

Los CARAMELOS nacen a raíz de la necesidad del hombre por encontrar un alimento ligero que sirviese de sustento para sus largos viajes: algo pequeño, pero que le produjese energía suficiente.

También muy antiguas son las NUBES, porque en el antiguo Egipto ya mezclaban la miel y el malvavisco (y estaban reservadas para reyes y dioses). Pero su forma moderna empieza en Francia a mediados del siglo XIX, cuando le añadieron claras de huevo y azúcar, reduciendo la cantidad de malvavisco. Y la producción masiva empezó en los años 50 en América: las extendieron en cilindros cortos y bombearon con aire, "inflando las nubes".

Las GOMINOLAS  se originaron más tarde: en el año 1905 mediante vino fermentado en una mezcla espesante, pero su alto precio hizo que fuera sustituida por la gelatina.

El SUGUS, en cambio, es un lanzamiento de la empresa Suchard (Suiza) en 1931, que encontró la receta en Cracovia y compró la patente por 500$.

Y también es un lanzamiento (¡e invento!) de una empresa el CHUPA CHUPS. Concretamente del asturiano Enric Bernat, que entre 1956 y 1957 tuvo la idea de hacer un caramelo que se pudiera agarrar con un palo. La inspiración le vino de que los mayores consumidores de caramelos son los niños, y éstos suelen sacarse el caramelo de la boca con la mano.

También un invento español fueron las PASTILLAS JUANOLA, que fueron creadas por el farmacéutico Manuel Juanola en una farmacia del Barrio de Gracia de Barcelona. Eran unas pastillas romboides que mezclaban regaliz, mentol y eucalipto para calmar la tos... que gustaron tanto que acabaron vendiéndose como caramelos.

Pero hay muchos más, claro: caramelos Solano (Logroño), piruletas de Fiesta (Puerto Rico), Pez (Austria), Ricóla (Suiza), Werther`s Original (Alemania)... cada uno con sus curiosidades.

Así que, en general, el origen de las golosinas viene de lejos. Porque ya los egipcios y los antiguos griegos cubrían los cereales y la pulpa de frutas con miel endurecida para crearlas. Total, que la principal diferencia entre las golosinas de la antigüedad y las modernas, es que estas últimas están hechas básicamente de azúcar.

Antes todo esto era pulpa...