La vida moderna en Diciembre

Este post viene con forma de montaña rusa. Y es que mientras buscaba bizarrismos para contaros, he ido encontrando cosas a priori absurdas pero que estaban tan bien justificaditas que me he sentido hasta mal: también yo, como soy... no ves que el chaval le pone interés! Hasta que he llegado a una noticia, una NOTICIA... que me ha arrastrado por la ladera de la decadencia.

LO CORRECTO

He empezado leyendo que existen unas ollas que se llaman Cocottes (-*-co-co-tte-*-) y me ha dado la risa. Cuando he avanzado y he visto sus ediciones especiales de La Bella y la Bestia y Blancanieves a 230 dólares me he indignado: #bastayadenostalgiaybilletazo Pero lo que me ha dejado ojiplática ha sido ENTENDERLO en cuanto he investigado un poco: reconocida por su calidad, líder en el mercado Premium de Hierro Colado Esmaltado... se fabrican desde hace 100 años y son usadas los principales chefs de todo el mundo. No es publicidad, es cocottidad.

Luego he visto una cosa que, lo confieso, me ha encantado: recreaciones de los momentos comilona en las pelis de Studio Ghibli (Mi vecino Totoro, El castillo ambulante, El viaje de Chihiro...). Lo hace la instagrammer en93kitchen y más abajo podéis ver un ejemplo. Es un homenaje muy sencillito pero ainssss... in love :)

Luego he descubierto que los helados hechos con nitrógeno son infinítamente más cremosos que los habituales porque la congelación no deja cristalitos de agua. Puede parecer una pijada, pero si está la mitad de rico que como lo pintan YO QUIERO.

Y estaba ya totalmente fuera de mi zona de confort LVM cuando he tocado techo: la moda de poner los árboles de Navidad al revés en honor a STRANGER THINGS. Bravo!! Love a raudales!! Cojo mi portátil, lo tiro al suelo y lo rompo, porque nunca más escribiré sobre tendencias absurdas y La Vida Moderna!!

COUP D'ÉTAT

Y en estas que llega... Dior. Que me ha cortado todo el rollo y el espíritu navideño y me ha hecho volver a las andadas. Porque hoy se ha pasado de la raya (o, más bien, nosotros los absurdos compradores): se han agotado sus pulseras Muy Feas que cuestan 195 euros.

¿Y por qué muy feas? Porque son como las que te enseñan a hacer en el típico campamento de verano en el que es eso... o sufrir limpiando las cuadras de los ponis. Pero a 195 euros, que es más de lo que te cuesta el campamento, más de lo que te cuestan las crines de un poni, más de lo que te cuesta un robot que te limpia la casa todos los días de tu vida si es comprado en black friday. No sé, elige tu propia aventura.

LA DECADENCIA

Y a pesar de que he intentado venirme arriba con el menú de Monarch Airlines, ya no lo he conseguido. Éste trata de reducir el estrés, pero es que no. A mi me lo genera.

Imagínate que te dan un plato Echinacea negra y helado de regaliz, un té verde y tortas de arroz mochi con lavanda, un té de hierbas (manzanilla y semillas de hinojo) y una galleta de algas marinas, un dulce en forma de champiñón y una barra de nueces caramelizadas recubiertas con polvo de tomate. Imagínatelo!!

Yo me levanto y grito "pero ponnos mantequilla por diosss!". Y luego me levanto al baño una y otra vez a mear, claro, porque un té tras otro es ideal para un viaje en avión con 200 pasajeros y sólo 2 urinarios. ¡Así cómo no vas a quebrar! que por favor el consorcio aéreo International Airlines Group te adquiera los slots con premura.