Si te gusta hacer crochet...

Si te gusta hacer crochet...

Tejer o hacer crochet no es novedad ni antigüedad: se puso de moda hace unos años (fue novedad) y ya no; pero tampoco ha sido sólo una fad (moda pasajera) ni ha vuelto a su anterior estatus de "antiguo-nivel-abuela" como lo fue en su día. Y menos aún ha llegado a mainstreamizarse. Así que... está en el limbo! Qué estupendo, ¿verdad?

Pues vamos a recuperar esta actividad para hablar de algo que empieza a ser moda, pero aún es poco conocido. Se trata de poner bufandas en los árboles, que no es lo mismo que forrarlos árboles con tejidos de lana (yarnbombing). Lo segundo se hace por estética (hasta donde yo sé, nadie lo ha hecho por evitar que pasen frío). Queda muy chulo y puede llegar a estar muy trabajado.

Pero lo primero se hace por otros motivos. Chase the Chill es la asociación que empezó este movimiento en 2010 en Pensilvania y que fue un paso más allá del yarnboming. Aquí describe por qué:

  • Celebramos el arte y la belleza de tejer, al mismo tiempo que creamos comunidad y compartimos con otros.
  • Distribuimos bufandas en espacios públicos para que aquellos que las necesiten (sin filtrar por que tengan menos o más ingresos) las cojan.
  • Bufandas atadas a los árboles, en las rejas de los puentes, en las señales y en otros lugares públicos aparecieron una mañana en Easton en el otoño de 2010. Cada una de ellas incluía una nota que invitaba a quien fuese a quedársela.

En la portada podéis ver un ejemplo de esta acción en Winnipeg. Y más abajo una sofisticación de la misma en Calgary... ¿os animáis?