Friday, i'm in shocks

* El título de este post se lo debemos a @FelixCarral

Sabed que el Black Friday se originó porque lorem ipsum dolor sit amet... como no merece la pena contar cada año la razón de esta fiesta del gasto, vamos a centrarnos en su parte más gloriosa: las anécdotas...

En 2015 dos mujeres californianas (Vicky Torres y Juanita Salas) acamparon durante 22 días delante de un Best Buy para que no se les escapase la oferta de una TV baratita. Según Vicky Torres "We could have started later, but then we wouldn't be sure to get first in line". Claro que sí! Yo en mi primer año de universidad llegué a la Autónoma a las 6:00 ansiosa porque había oído que había gente que se quedaba sin matricularse. Dos horas después llegó la siguiente persona, y dos años después me cambié de carrera.

En 2012, en Sears, un hombre empujó a otro que se estaba colando y el otro reaccionó sacando una pistola. Hubo caos etc y finalmente como el de la pistola tenía licencia de armas, se le pidió que saliese del recinto pero se le dio un vale para su próxima visita. "He was within his rights", dijo el policía. Encantador.

En 2011, en Walmart, una mujer roció con spray pimienta a todos los de la zona de videojuegos para poder anular a sus oponentes. "I was trying to buy a Wii video game at $20, marked down from a typical $60" nos cuenta uno de los afectados.

Bueno, y así todo. O peor: en una base de datos que recoge los incidentes más graves del Black Friday se contabilizan 11 muertes.

Por último, datos: los establecimientos más peligrosos para comprar son Kohl’s (3 heridos), Target (2 heridos, 1 muerto) y Walmart (33 heridos, 1 muerto). Y el 12% de los compradores del Black Friday afirma que ha hecho sus compras bajo los efectos del alcohol.