La Guerra Anglo-estadounidense de 1812

Con Gran Bretaña metida de lleno en las guerras napoleónicas los EEUU vieron una oportunidad de conquistar Canadá para ellos, pero esta vez no les salió demasiado bien la jugada.

EEUU y Reino Unido llevaban tiempo teniendo problemas diplomáticos, hacía apenas 40 años de la Guerra de Independencia, pero seguían siendo vecinos, ya que Canadá pertenecía al Imperio Británico, esto unido al bloqueo comercial por la guerra en Europa, el apresamiento de barcos estadounidense que llevaban prófugos británicos y el apoyo británico a los indígenas americanos que luchaban contra EEUU desembocó en el conflicto, pero aún así la mayoría de la gente que apoyaba la guerra era de los nuevos estados occidentales, donde el nacionalismo americano era vital, mientras que los más antiguos no tenían ganas de luchar, el presidente en ese momento, James Madison, apoyó la intervención militar.

El 18 de junio de 1812, EEUU, con un ejército lamentable por los recortes de los mismo que quisieron la guerra, le declara la guerra a Reino Unido y ataca por tierra Canadá (por mar la superioridad de la Royal Navy era demasiada), los británicos se mantuvieron a la defensiva y consiguieron parar el avance estadounidense mientras ayudaban a la Confederación India en sus ataques contra EEUU para conseguir una nación independiente y la Royal Navy bloqueó todo el litoral, hundiendo varios barcos americanos. Los estadounidenses consiguieron al menos el control de los grandes lagos fronterizos, asegurando sus  defensas.

 Batalla del Lago Eire

Batalla del Lago Eire

A pesar de partir con ventaja EEUU apenas pudo acceder al territorio enemigo fracasando en su intento de tomar las colonias canadienses, pero sí que tomaron y saquearon Toronto, pero en 1814 Napoleón se rindió y los británicos se pudieron centrar en esta guerra. 3 ejércitos penetraron en territorio estadounidense, tomando Maine y Washington en agosto, quemando la Casa Blanca y el Capitolio entre otros edificios públicos, provocando una enorme humillación a sus enemigos. 

 La Casa Blanca en ruinas tras el ataque

La Casa Blanca en ruinas tras el ataque

Las tropas estadounidenses consiguieron derrotar a la Confederación India y pararon a los británicos en Nueva York, Baltimore y Nueva Orleans

Destaca el general Andrew Jackson (que terminaría siendo presidente) que derrotó a los indios creek en la batalla de Horseshoe Bend y a las tropas anglo-españolas (el gobernador de Florida ayudaba a los británicos) en Pensacola

La ventaja seguía en mano de los británicos, que habían conquistado bastante territorio estadounidense, pero les salía muy caro mantenerlo, además con el paso del tiempo la situación se volvía más propicia para los EEUU.

 Firma del Tratado de Gante

Firma del Tratado de Gante

Las fuerzas británicas y estadounidense se enfrentaron definitivamente en Nueva Orleans (el cuadro de la portada es de esta batalla) en enero de 1815, dónde los británicos atacaron la ciudad, defendida por Andrew Jackson y sus milicianos. Pero la gran defensa de la ciudad provocó que los británicos se quedaran en muy mala posición y enseguida abandonaron la lucha, siendo esto un espaldarazo de moral para las tropas americanas. Aún así, lo mejor de todo es que el resultado de esta batalla no hubiese alterado nada, ya que el mes anterior, en diciembre de 1914, los gobiernos habían firmado la paz en el Tratado de Gante, que devolvía las fronteras a la situación antes de la guerra, lo que se traduce en un empate en el que nadie ganó nada, pero los EEUU salieron reforzados moralmente.