Los Milesianos, los gallegos que conquistaron Irlanda

Los Milesianos, los gallegos que conquistaron Irlanda

En el Lebor Gabála Érenn (el libro de las invasiones irlandesas) se cuentan las leyendas, mezclando la antigua tradición irlandesa con el catolicismo, sobre los habitantes, tanto humanos como mágicos, y las invasiones que sufrió Irlanda a lo largo de la historia. Algunas de ellas hablan de los Milesianos, los últimos habitantes de Irlanda.

Según las leyendas, hace mucho mucho tiempo, Breogán, un descendiente de los creadores de la Torre de Babel, y su esposa, Scota, hija de un faraón, decidieron viajar por todo el Mediterráneo para encontrar un hogar. Y lo encontraron en Galicia, Breogán, junto a su hijo Ith, fundaron Brigantia (la actual A Coruña) y una torre tan alta que desde ella se podía ver Irlanda (la Torre de Hércules actual).

La Torre de Hércules, en A Coruña

La Torre de Hércules, en A Coruña

Ith decidió marchar a Irlanda, una vez allí se encontró con el pueblo de los Tuatha Dé Dannan y a los tres hijos del anterior rey que estaban en medio de una guerra civil. Allí, dada su gran sabiduría, quiso mediar entre ellos. Pero estos, celosos de él y de sus guerreros, lo mataron argumentando que quería quedarse con su reino. Sus compañeros consiguieron volver a Galicia con el cuerpo de Ith, donde Breogán y el resto del pueblo juró venganza contra ellos.

Ilustración sobre los Milesianos de J.C. Leyendecker

Ilustración sobre los Milesianos de J.C. Leyendecker

Se preparó un ejército liderado por los hijos de Golam, llamado Míl Espáine (soldado de Hispania), un hermano de Ith, y de donde viene el nombre de los Milesianos. Este ejército cruzó el océano y tomó tierra y se lanzó sobre la Colina de Tara, el lugar donde vivían los reyes. Allí, los tres reyes de Irlanda, a los que los Milesianos habían cogido desprevenidos y con el ejército lejos, consiguen pactar con ellos, que vuelvan al mar y se alejen nueve olas de la costa, para darles tiempo a preparar sus defensas. Los Milesianos, que son honorables, aceptan y vuelven a sus barcos, pero los Tuatha los traicionan y levantan una tormenta mágica gracias a sus druidas. Parte de la flota se hunde, pero uno de los hijos de Míl, Amergin el poeta, disipa la tormenta con su canción. A tierra consiguen llegar tres de los hijos de Míl: Eber Finn, Éremón y el propio Amergin, con parte de su ejército. Ahora ya sin concesiones, derrotan y matan a los reyes Tuatha.

Amergin divide el reino entre sus dos hermanos y el resto es leyenda… o puede que no del todo.

Cuadro de los Tuatha Dé Dannan

Cuadro de los Tuatha Dé Dannan

En 2006, Byan Skyes, profesor de genética y decano de la Univesidad de Oxford, presentó un estudio en el que examinaba el mapa genético de 10.000 voluntarios ingleses e irlandeses, y encontró cierta vinculación con antepasados provenientes del norte peninsular.

Spencer Wells, director del proyecto Genográfico de National Geographic, publicó un libro en 2007 donde exponía la dominancia de ciertos marcadores genéticos en el ADN de los habitantes del norte de la península y su posterior expansión por las islas británicas y el norte de Europa.

En la Universidad de Dublín, el profesor Dan Dradley hizo un estudio genético en 2009 sobre el cromosoma Y que desveló antepasados comunes entre los irlandeses y los gallegos y vascos.

Las leyendas siempre serán leyendas, pero de vez en cuando puede que oculten algo de verdad.