Harald Hardrada, el último gran vikingo

Harald, nacido en el año 1015, era descendiente de Harald I Cabellera Hermosa, el primer rey de Noruega que consiguió unificar el país. Pero unos años después, las luchas internas siguieron, y en la batalla Stiklestad murió el rey Olaf II, hermanastro de Harald Hardrada y este tuvo que exiliarse del país.

 Harald Cabellera Hermosa sale en la serie de TV de Vikingos

Harald Cabellera Hermosa sale en la serie de TV de Vikingos

Durante unos años estuvo vagando por la Rusia vikinga, hasta que, atraído por las riquezas fue hasta Constantinopla para forma parte de la Guardia Varega. Creada en el 988 por el Emperador Basilio II, la Guardia Varega estaba completamente compuesta por nórdicos que servían directamente al Emperador de Oriente como su guardia personal y de élite. Eran los más reputados soldados del Imperio Bizantino. Estos se diferenciaban de los clásicos vikingos en su disciplina, luchaban como una unidad no como guerreros individuales.

 Basilio II, creador de la Guardia Varega

Basilio II, creador de la Guardia Varega

Harald, un enorme guerrero con reputación y experiencia no tardó nada en unirse a la Guardia y convertirse en su líder. Participó en numerosas batallas por todo el Mediterráneo aumentando las fronteras del Imperio.

Destacó por su inusual forma de entender los asedios y las batallas. Como ejemplos, durante la toma de Sicilia a los sarracenos estaban teniendo muchas dificultades para conseguir conquistar las ciudades, altamente fortificadas. En una de las ciudades decidió cavar un túnel por debajo de la muralla hasta el mismo salón del palacio, asaltándolo justo cuando los defensores estaban cenando y acabando con ellos.

En otra ocasión, y con los sarracenos ya en alerta ante las tácticas de Harald y ante una nueva ciudad con unas murallas demasiado grandes desarrolla otro plan genial, durante días se queda dentro de su tienda, a las puertas de la ciudad sitiada, mientras entraban y salían numerosos guerreros. Cuando los espías de la ciudad consiguen acercarse lo suficiente se enteran de que Harald ha muerto. Al poco tiempo, una delegación nórdica se acerca a la ciudad pidiendo permiso para poder enterrarlo en su cementerio. Estos acceden y se prepara una comitiva funeraria, un grupo de guerreros, aparentemente desarmados se acercan a la ciudad con el féretro de Harald, al cruzar la puerta principal dejan el ataúd en el suelo, impidiendo que se pueda cerrar la puerta y en ese momento, Harald, desde dentro del ataúd arranca la tapa y sale de él, con las armas de sus soldados, cogiendo tan desprevenidos a los defensores que no pueden hacer nada y la ciudad cae.

Pero en el año 1041 cae en desgracia ante el Emperador Miguel IV, acusado de quedarse con parte del botín que no le correspondía, se rebeló y consiguió cegar al propio emperador antes de dejar el Imperio y volver al norte.

 VIdriera de Harald Hardrada como rey de Noruega

VIdriera de Harald Hardrada como rey de Noruega

Una vez de vuelta en Noruega, no tardó mucho en conseguir ser reconocido como rey, era inmensamente rico y famoso. Aumentó el reino con la conquista de muchas islas y fundó la ciudad de Oslo en el 1050. Pero eso no era suficiente para él y le declaró la guerra a los daneses y a los ingleses.

En el año 1066 empezó una guerra con Inglaterra por el trono, pero en la famosa batalla de Stamford Bridge murió de un flechazo, dejándole una oportunidad única a uno de sus aliados, Guillermo el Conquistador, que no la desaprovecharía y se convertiría en el primer rey normando en el trono inglés

 

*La portada es un cuadro de Peter Nicoalai Arbo sobre la Batalla de Stamford Bridge