AlexComment

Loki, un papá con unos hijos muy especiales

AlexComment
Loki, un papá con unos hijos muy especiales

Todo el mundo conoce al dios nórdico de la intriga y las mentiras, Loki, sobre todo gracias al personaje de Marvel, interpretado de forma sublime por Tom Hiddleston. Pero aquí vamos a contar la parte de su historia menos conocida.

Loki es un personaje muy oscuro, no queda muy claro que donde salió, y según la leyenda que se consulte. Hijo de gigantes, dios o simplemente un ser mitológico que, gracias a sus trucos, convivió con los dioses. Lo que queda claro es que siempre fue una excepción y su historia lo demuestra. Él es el culpable de la mayoría de las penalidades de los dioses nórdicos, incluso los condenó a su final, el Ragnarok.

Pero aparte de eso, Loki destaca por otra labor. Engendrar hijos de lo más raro.

Con la giganta Angerbosda tuvo tres hijos, cada cual más raro:

-          Fenrir, el lobo gigante. Destinado a matar a los dioses, creció y creció sin medida, hasta que en el Ragnarok se comió a Odín de un bocado. Sus dos hijos Skóll (Traición) y Hati (odio) devorarían al Solo y la Luna.

Representación de Fenrir con la mano del dios Tyr en la boca (que claramente perdió)

Representación de Fenrir con la mano del dios Tyr en la boca (que claramente perdió)

-          Jörmundgander, la serpiente, también gigante, pero gigante de cojones. Parece que Loki la desovó de alguna manera. También destinada a liarla en el Ragnarok, Odín la echó al mar, y allí creció hasta dar la vuelta a la tierra y morderse su propia cola. Durante el Ragnarok, lucharía con Thor y se matarían mutuamente.

Thor contra Jörmundgander (sacado de http://noiry.deviantart.com/gallery/

Thor contra Jörmundgander (sacado de http://noiry.deviantart.com/gallery/

-          Hela, esta es humana, pero tiene cierto problemilla, la mitad superior es la de de una mujer hermosísima, pero la parte inferior es la de un cadáver en descomposición… Reina en el Helheim, la tierra de los muertos. Recibe a los que no pueden entrar en el Valhalla.

Un día llegó un hombre a Asgard que hizo una apuesta con los dioses, sería capaz de levantar una muralla alrededor de la ciudad en poquísimo tiempo, los Dioses se rieron, sobre todo Loki y aceptaron a cambio de una gran recompensa sabiendo que era imposible que lo consiguiera. Pero ese hombre tenía un gran truco, su caballo Svaldifari, un caballo que no sólo le llevaba las piedras sino que ¡también sabía construir muros! (si, en serio) y gracias a él la muralla estaba siendo construída muy rápido, los Dioses se enfurecieron y pidieron a Loki que lo solucionara. Este se convirtió en una yegua y consiguió alejar al caballo, pero de una forma demasiado eficaz y acaba montado por Svaldifari, de esta relación nacería Slepinir, un caballo de ocho patas, que es regalado a Odín.

¡Feliz día del padre!

¡Feliz día del padre!

Quizás un poco harto de que le salieran los hijos raros, decidió casarse con otra diosa, Sigyn, con ella tuvo dos hijos, Narfi y Váli, estos eran dioses normales, pero sufrieron un destino terrible. Loki confabuló para matar a Balder, otro dios, hijo de Odín, y cuando el resto de los dioses se enteraron, juraron venganza, capturaron a Loki y para castigarlo, convirtieron a Váli en un lobo rabioso, que le arrancó la garganta a Narfi, después le quitaron las vísceras a Narfi y ataron a Loki con ella hasta el Ragnarok. Vale que Balder era un dios que caía muy bien, pero se pasaron un poco de frenada el resto de los dioses.

Parece que aún existe otro hijo de Loki, un monstruo sin nombre, que pariría después de comerse el corazón a medio asar de una mujer.

Loki siempre fue descrito como un personaje extraño, pero viendo su prole… Pues sí, el tío era raro de cojones.