La pequeña Roma

La pequeña Roma

Roma, la Eterna, la que durante cientos de años fue la capital del mundo ahora se encuentra en ruinas. Nos situamos en la Edad Media, tras la caída del Imperio Romano de Occidente, todo el poder y la majestuosidad de Roma se marchan a Constantinopla, donde perdurarían otros mil años.

Tras una largar caída, en el año 476, Odoacro depone al último emperador romano, un niño que era poco más que un títere, Rómulo Augústulo. Pero esto sólo supone una gota más en la ruina de Roma, que en los últimos tiempos había sido saqueada unas cuantas veces. La ciudad estaba ya tan dañada y era tan peligroso vivir en ella que muchos la abandonaron, y Roma, que un día tuvo 1 millón de habitantes ahora sólo tenía un puñado de ellos.

Ya ni siquiera era la capital, puesto que le había arrebatado Rávena en el 404 y los emperadores bizantinos se desentendieron de su suerte. Pero seguía siendo la sede de otro poder, el eclesiástico, ya que el Papa seguía residiendo en Roma y se convirtió casi prácticamente, en el único poder válido de la ciudad. San Gregorio, el papa nº 64 salvo a Roma de los lombardos y consiguió pactar con ellos un tratado, evitando una nueva destrucción de la ciudad, que a parte de algunas Iglesias, había perdido la mayoría de sus edificios importantes, ahora en ruinas.

San Gregorio, pintado por Goya

San Gregorio, pintado por Goya

Roma era tan tan pequeña, que hasta el Coliseo se convirtió en una aldea amurallada que se encontraba a las afueras. Os podéis hacer una idea de lo poco que quedaba de su antigua gloria.

Cualquiera que haya visitado Roma, habrá visto el Foro Romano, ahora está desenterrado ylas ruinas conservadas y junto con un guía, te puedes imaginar como era antes. Pero hay algo, que a nada que te fijes, llama la atención, los edificios más modernos, fundamentalmente iglesias que hay alrededor, están mucho más altas en el terreno, ¿cómo es posible? Pues lo es por lo que contaba antes, la caída de Roma fue tan grande, se tardaron tantos siglos en recuperar el esplendor, que, literalmente, se cubrió de escombros. El terreno donde estaba el Foro, el lugar más importante de occidente durante siglos, se convirtió en un campo, el llamado “Campo Vaccino”, donde los habitantes de Roma tenían al ganado, que pastaba entre antiguas piedras que habían pertenecido a palacios o templos. El Foro no sería de nuevo excavado hasta el siglo XIX.

El Foro Romano en la actualidad

El Foro Romano en la actualidad

Durante siglos, la inestabilidad se apropió de Roma, a pesar, o a causa del papado, esta inestabilidad aún fue mayor: cismas, revueltas, conquistas…

Y así siguió Roma, viviendo entre las ruinas de sus glorioso pasado hasta el siglo XV, cuando el Renacimiento trajo de vuelta la cultura clásica y Roma volvió a crecer y a convertirse en el centro del mundo, aunque esta vez religioso.

 

*La portada es un cuadro de Claudio de Lorena, llamado Campo Vaccino, que ahora está en el Louvre