Cuando el sexo mató al Papa.

Cuando el sexo mató al Papa.

A algunos Papas parece que les costaba mantener el celibato, a lo largo de la historia se han dado un montón de casos en los que el papa de turno decidió que él no debía cumplir ese mandato… lo que ha dado a un buen número de hijos ilegítimos (alguno incluso llegó a papa…), relaciones extraconyugales e incluso meretrices que mandaban en el Vaticano más que el papa y los arzobispos. Pero hoy nos vamos a centrar en los que el sexo les costó algo más… la vida.

Retrato de Juan XII

Retrato de Juan XII

Empecemos por Juan XII, el papa nº130, que gobernó entre el 955 al 964. Fue llamado el Papa Fornicario. A ver si sabéis por qué… La historia ya empieza bien, ya que era nieto de Marozia, la más famosa concubina papal, que no sólo fue amante de papas, sino madre de uno. La historia de esta señora merece un capítulo aparte. Fue elegido con 18 años a instancias de su familia, muy poderosa. No tenía ninguna formación para el cargo, pero eso le dio igual. Se pasó sus años como Papa follando y montando orgías y fiestas. Hasta el punto de que el Emperador Germánico Otón I lo depone y lo juzgan por todo lo que os podáis imaginar, pero consigue aliados y vuelve al poder. Otón decide volver para echarlo definitivamente, pero ya no le dio tiempo. En una de las continuas celebraciones decidió acostarse con una mujer casada, cosa que no hizo mucha gracia a su marido cuando los pilló en su cama y le reventó la cabeza a martillazos.

Juan VII, papa nº86, del 705 al 707, no tuvo mucho tiempo para hacer cosas destacables, pero se fue por todo lo alto, apaleado por el marido de la mujer con la que se acostaba al descubrirlos. Todo un ejemplo.

León VII, el papa nº126, del 936 al 939, tampoco tuvo un gran final. A este le dio tiempo a hacer alguna cosilla más, como favorecer el crecimiento de la orden monástica del Cluny. Pero ni por esas le perdonó Dios sus pecados, y murió de un infarto mientras se zumbaba a una cortesana.

Retrato de Paulo II, tampoco parece tan guapo...

Retrato de Paulo II, tampoco parece tan guapo...

Y acabamos con Paulo II, el papa 211, de 1464 a 1471, su muerte escoció especialmente a la Curia, que dijo que murió de una indigestión de melón. Paulo II era sobrino de otro papa, Eugenio IV, que lo ayudó a promocionar con rapidez dentro de la Iglesia. Cuando fue elegido papa quiso ponerse por nombre Formoso II, que significa hermoso, ya que estaba muy seguro de su aspecto físico, pero el resto de los cardenales consiguieron que se lo pensara y eligiera un nombre menos pretencioso. Fue un personaje ambiguo, reformó y limpió la corrupción del Vaticano, y a la vez disfrutaba de todos los lujos y las fiestas que estaban a su alcance. Al final, en una de ellas, se le fue la mano. Murió de un infarto mientras uno de sus pajes lo sodomizaba. A la Iglesia no le quedó más remedio que buscar otra causa para su muerte, tan alejada de las cosas que allí se predican.