San Marino: La República más antigua (y pequeña) del Mundo

La Serenísima República de San Marino es el 5º estado más pequeño del mundo. Situado en la ladera del Monte Titano, con una superficie de unos 62 km cuadrados, su difícil acceso fue una de las causas de su supervivencia e independencia como estado.

La leyenda sobre la formación de la República cuenta que San Marino, o Marinus el Dálmata, un cantero cristiano que huyó de Dalmacia escapando de las persecuciones de Diocleciano llegó al monte Titano y construyó una capilla allí, al final su fe fue conocida por muchos y terminó siendo nombrado diácono, y poco a poco la gente se fue asentando en el monte para estar cerca de él y con el paso de los años se llegó a formar una comunidad cristiana, a la que se le dio el nombre del santo.

 Cuadro de San Marino, de Pompeo Batoni

Cuadro de San Marino, de Pompeo Batoni

Aunque en principio pertenecía al Ducado de Spoleto, San Marino, como comuna con principios claramente republicanos, es independiente desde el siglo XI y una República da facto desde el siglo XIII. Muchas de las normas con las que se creó siguen vigentes a día de hoy.

Gracias a su particular situación en la ladera del Titano, era muy difícil que pudiera ser conquistada a pesar de su pequeño tamaño (a día de hoy es el 5º estado más pequeño). Esto les hizo conseguir evitar ser absorbidos por el Papado y poder evitar las Guerras entre güelfos y gibelinos. Consiguió que el papado reconociese su independencia en 1291 y ratificada en 1631. Eso sí, no pudo librarse de ser tomada por César Borgia, el hijo del papa Alejandro VI, durante un corto periodo de tiempo.

En 1463, gracias a su alianza, el papa Pío II les cedió algunos pueblos limítrofes, quedando su frontera establecida hasta el día de hoy. Pero en 1739, tras una disputa con el Papado, fue invadida por el cardenal Alberoni, que llegó a ser el principal consejero de Felipe V de España, pero se pasó un poco en su celo y las protestas que llegaron después hicieron recular al papa.

 Bandera de San Marino

Bandera de San Marino

Desde 1600 tiene Constitución propia. Napoleón y más tarde una gran mayoría de países, tras el Congreso de Viena de 1815, reconoció al país.

En pleno Risorgimento italiano, San Marino acogió al gran héroe de la Unificación, Guiseppe Garibaldi. Y tras la Unificación, consiguió mantener su independencia en un tratado con Italia en 1862, ratificado en 1939 y 1971.

En la Segunda Guerra Mundial fue conquistada por las tropas alemanas a pesar de su neutralidad, fue liberada por las tropas aliadas en su avance imparable en 1945.

 Cámara del Consejo Grande y General

Cámara del Consejo Grande y General

El órgano de gobierno de San Marino es el Consejo Grande y General, elegido cada 5 años, consta de 60 miembros que representan a los 9 castelli (municipios), cada uno con su propio Consejo gobernado por un Capitán, elegido también por 5 años. El Consejo Grande y General también elige a dos Capitanes Regentes, que son los Jefes de Estado, por un periodo de 6 meses y al terminar, durante 3 días, los ciudadanos pueden expresar sus quejas contras los Regentes, que pueden llegar a ser procesados por eso. El Consejo también elige al poder judicial, el Consejo de los Doce. Este sistema lleva en funcionamiento desde 1906, cuando una revolución pacífica les quitó el control del Consejo a las familias más ricas que se repartían los cargos.