El vikingo gallego

El vikingo gallego

Ulf era un caudillo danés del siglo XI que ganó notoriedad entre los suyos por las exitosas incursiones llevadas a cabo en Jakobsland (que era como llamaban a Santiago de Compostela), que no es otro que el nombre que le dieron a Galicia los vikingos y como era tradición, lo apodaron con el nombre de las tierras en las que luchó, pero eso es conocido como Ulf el Gallego.

Ulf aparece mencionado en las crónicas y sagas nórdicas de la época como miembro de una importante familia y todo apunta a que empezó joven en esto de matar y arrasar poblados.

Representación actual de un Drakkar vikingo (es de la película Outlander, que va de Vikingos y extraterrestres)

Representación actual de un Drakkar vikingo (es de la película Outlander, que va de Vikingos y extraterrestres)

Aprovechando la gran inestabilidad en ese momento del reino de León, del que Galicia formaba parte, que sufría ya desde años atrás un montón de problemas y revueltas. El rey en ese momento, Bermudo III, poco podía hacer ante los ataques de los vikingos.

A pesar de que las crónicas son escasas se sabe que sobre el año 1028 una gran cantidad de vikingos, con Ulf al frente, llegaron a Galicia, pero por lo que parece no fue un simple saqueo, sino que se quedaron y se establecieron en ciertas zonas. Hasta tal punto llegó, que, pocos años después, Rodrigo Romariz, Conde de Galicia, los llegó a contratar como mercenarios para que los defendieran de otro grupo de mercenarios, en este caso vascos, que estaban asolando el reino. Esto demuestra, hasta cierto punto, que los vikingos tenían residencias fijas, o al menos, venían con muchísima frecuencia al norte peninsular en el siglo XI.

Ya en el año 1047, y muerto el rey Bermudo III en una lucha contra el que sería el siguiente rey, Alfonso I de León, el nuevo obispo de Santiago, Cresconio, decidió que ya era hora de echar a Ulf y a sus vikingos. Cresconio empezó a fortificar la costa, sobre todo en la Ría de Arousa, mandando construir las Torres de Oeste en Catoira, por donde en el pasado los vikingos ya habían conseguido entrar (en esta localidad, y en las ruinas de esas torres, se celebra una fiesta muy particular donde se representa el intento de invasión vikinga, 100%  recomendable).

Las Torres de Oeste al fondo en medio de la fiesta vikinga de Catoira

Las Torres de Oeste al fondo en medio de la fiesta vikinga de Catoira

Al final Cresconio consigue expulsar a los vikingos de Galicia, eso sí, tras estos conseguir arrasar Redondela, y las islas de San Simón, Toralla y Cíes en la ría de Vigo.

Y a partir de aquí Ulf el Gallego desaparece de la historia…  Hasta hace unos días.

El arqueólogo danés Bjarne Henning Nielsen, cree que acaba de descubrir la tumba de Ulf el Gallego. Esta se encuentra en lo que eran unos terrenos de un antiguo rey de Dinamarca, Valdemar el grande, del que Ulf era abuelo. Al parecer la tumba se encontró en 1951 en unas excavaciones para construir una carretera, pero apenas se investigó y se enterró de nuevo, ahora se ha vuelto a abrir, y queda claro que se trata de una tumba pagana de un guerrero vikingo ya que hay restos de armas, a la que posteriormente se le añadió una capilla. Nielsen está completamente seguro de su hallazgo, pero de momento se sigue investigando. 

Lugar de la posible tumba de Ulf... muy glamuroso no es...

Lugar de la posible tumba de Ulf... muy glamuroso no es...

*La foto de portada pertenece a la serie Vikingos del canal historia, que narra las aventuras de otro vikingo famoso: Ragnar Lodbrok