AlexHistoria, Islas, indígenas

La isla North Sentinel, donde Jonh Rambo se iría de vacaciones.

AlexHistoria, Islas, indígenas
La isla North Sentinel, donde Jonh Rambo se iría de vacaciones.

                Situada en medio del pacífico, en el Golfo de Bengala, y en principio, perteneciente al archipiélago de las Islas Andamán y por tanto parte de la India.  Es una pequeña isla y una de las grandes desconocidas para el mundo moderno, ya que no hay valiente que quiera poner un pie en ella.

                ¿Y cómo es esto posible? Pues la explicación es muy lógica. Sus habitantes, llamados Sentineleses, son increíblemente agresivos con cualquier extranjero. Por los pocos contactos que se tuvieron, se estima que son una sociedad paleolítica sin ninguna influencia o contacto con el exterior, también ayuda el hecho de que la isla está rodeada por un importante arrecife de coral, lo que hace difícil entrar o salir de ella.

Isla North Sentinel, un "paraíso" verde y mortal

Isla North Sentinel, un "paraíso" verde y mortal

                Los primeros contactos datan de la segunda mitad del siglo XVIII y continuó durante el siglo XIX, pero todos acabaron de forma infructuosa, o los indígenas se escondieron o su actitud fue muy hostil. Ya en el siglo XX, sobre todo a partir de la década de los 70, los antropólogos se mostraron muy interesados con la isla y se hicieron unas cuantas expediciones, pero ninguna pasó de la playa, la actitud de los habitantes de North Sentinel siguió siendo muy hostil. Dejaron algunos regalos, pero ni con esas consiguieron nada. Incluso investigadores de National Geographic grabaron un documental, que acabó fatal, ya que salió herido un miembro del grupo por un flechazo.  (Hay algún video en youtube sobre esto, como este https://www.youtube.com/watch?v=7yehiEiuFu4).  

                La hostilidad mostrada no se rebajó nada, incluso en 1981, un carguero hongkonés, encalló cerca de la isla por culpa de los arrecifes, y descubrieron por las malas, la mala leche de sus habitantes, que incluso empezaron a construir balsas para ir a por ellos, afortunadamente, después de cagarse vivos pudieron ser rescatados por un helicóptero.

                En los 90 lo volvieron a intentar, pero otra vez acabó mal, esta vez no porque no tuvieran éxito, que lo tuvieron, en su acercamiento a los nativos, sino por los métodos usados, dejaron de forma repetida regalos en la isla, hasta que los sentineleses se acostumbraron, y se dejaron grabar muy de cerca, pero la opinión científica internacional se les echó encima por interferir a ese nivel en un tipo de comunidad tan aislada, y tuvieron que dejar este tipo de expediciones.

                A día de hoy todas las tareas de reconocimiento se hacen con dispositivos de vigilancia de larga distancia, para no interferir y dejarlos tranquilos y a lo suyo.

                Así que, en North Sentinel sigue existiendo una cultura paleolítica sin apenas contacto con el mundo exterior que sobrevive de forma autárquica, una autentica perla detenida en el tiempo,  y en principio parece que de forma exitosa... pues lamentablemente esto se está poniendo en duda, aunque esta vez nadie haya tenido la culpa... El tsunami de 2004 arrasó la isla, una isla tan pequeña y plana no tenía ninguna posibilidad, y llegó a cambiar un poco su fisonomía, ante el temor de quela civilización sentinalesa pudiese haber sido arrasada, el gobierno indio mandó un helicóptero, que fue recibido con flechas y piedras, por lo que se sabe, que al menos, algunos habitantes sobrevivieron, junto con su mal temperamento con los extraños.

                De momento, y afortunadamente, no hay planes para volver a molestarlos, por lo que pueden seguir con sus vidas, ocultos en una pequeña isla, completamente impermeables a un mundo que de vez en cuando los ve con curiosidad, pero que parece que quiere dejarlos en paz.