Alex

Unas islas del pacífico donde no te apetecerá vivir.

Alex
Unas islas del pacífico donde no te apetecerá vivir.

El océano Pacífico está repleto de pequeñas islas, algunas paradisiacas y otras donde hay que pensárselo bien antes de ir, las islas de las que voy a hablar se llevan la palma.

                Muy cerca de la isla de Japón, a la que pertenecen, se encuentras las Islas Izu, son islas volcánicas, y ahí está el truco. En ellas se acumula una de las mayores concentraciones de azufre, salidas de un volcán activo, el Monte Oyama, que se pueden dar en la tierra, haciendo prácticamente imposible, dependiendo del día,  respirar sin ayuda de una máscara.

 

                Y a pesar de todo, las islas están habitadas, ¿y cómo es esto posible? ¿A la gente le gusta suicidarse de esa forma tan peculiar?

                Pues para nada, aunque las islas tienen esos niveles altísimos de azufre, no ocurre a diario, y las concentraciones van cambiando, en algunos momentos es necesario llevar máscara antigás, que al parecer todos los vecinos llevan con ellos, sobre todo los niños, y si la concentración sigue subiendo, es necesario evacuar las islas.

                La isla fue evacuada varias veces, en el 2000 se habilitó el terreno de nuevo para habitar en él, y ya tuvieron que ser evacuados en alguna ocasión, al parecer, consiguieron que la gente se interesase en vivir allí pagándoles como parte de un experimento para medir la respuesta del cuerpo humano ante semejantes niveles de azufre a diario.

                Y, evidentemente, porque no podía ser de otra manera, esto atrae al turismo, uno muy particular, pero turismo al fin al cabo. Hay ferris desde Tokio, también se puede llegar por helicóptero e incluso por avión, cuando los volcanes lo permiten.

                Lo primero que se encuentran los turistas es que en las tiendas de regalos, tienen máscaras de gas a su disposición, pocos recuerdos de vacaciones pueden ser más originales. Las islas albergan una buena biodiversidad marina, dicen que algunos animales son de formas y colores muy peculiares (echándole la culpa a la inusual atmósfera reinante), y se organizan salidas de buceo que seguramente sean espectaculares.

 Si a alguno le apetecen unas vacaciones diferentes... Pues ya sabe.