AlexFrncotirador, Mujer, Rusia, guerra

La Francotiradora más letal de la Historia.

AlexFrncotirador, Mujer, Rusia, guerra
La Francotiradora más letal de la Historia.

Seguro que muchos recordaréis la película de Enemigo a las Puertas, donde Jude Law interpretaba al francotirador más famoso de la URSS, Vasili Záitsev. La heroica del francotirador, todas esas horas esperando un blanco, la tensión vivida, sólo unos segundos para reaccionar… Está claro que no todo el mundo vale para francotirador, y que Záitsev se hizo muy famoso por las bajas conseguidas, pero hubo otros que lo superaron, y entre ellos hay una mujer, la protagonista de hoy. Lyudmila Pavlichenko.

A Lyudmila la Segunda Guerra Mundial la cogió estudiando Historia en la Universidad de Kiev mientras en su tiempo libre lo pasaba en un club de tiro de la ciudad. En cuanto empezó la Operación Barbarroja con la que Hitler quería acabar con los soviéticos, Lyudmila se alistó al ejército para servir como soldado. Al principio sus instructores la querían usar como enfermera, pero ella a base de tesón y voluntad les demostró que era tan buena como cualquier hombre, y al final fue nombrada francotiradora.

Con su rifle Mosin-Nagant adaptado con mira, fue destinada al cerco de Odesa, en la costa del Mar Negro, donde estuvo unos dos meses y medio, durante ese tiempo, abatió a 187 soldados alemanes. Al final la ciudad cayó en manos de los rumanos, aliados de los alemanes y fue destinada junto con su unidad al Sitio de Sebastopol, la ciudad más importante de Crimea, y objetivo prioritario de la Alemania Nazi.

Un Mosin-Nagant como el de Lyudmila

Un Mosin-Nagant como el de Lyudmila

Allí se libró uno de los mayores combates del frente oriental, durante nueve meses, los alemanes intentaron romper el cerco a la ciudad, unos 200.000 soldados alemanes lucharon frente a 100.000 soviéticos, hasta tal punto llegó la resistencia que desde Alemania hicieron traer el Cañón Dora, un inmenso cañón ferroviario con un calibre de 800 mm, que necesitaba 25 vagones y 1400 hombres para usarlo. Al final los alemanes tomaron la ciudad, pero tardaron tanto tiempo e hicieron falta tantos hombres que fue una de las causas del desastre alemán en Stalingrado. Durante este tiempo, Lyudmila se dedicó a amargar a los soldados alemanes, en Mayo de 1942 contaba con 257 bajas confirmadas y ascendida a Teniente. En Junio fue herida por fuego de mortero, y aunque volvió al frente, poco después fue retirada, era ya una heroína para el pueblo ruso, y el gobierno no estaba dispuesta a perderla.

El Supercañón Dora

El Supercañón Dora

Al final, cuando la retiraron del combate contaba con 309 bajas, con 36 francotiradores enemigos entre ellas. Todo esto en menos de dos años de servicio.

A partir de este momento pasó a servir de una forma distinta a los intereses soviéticos, se convirtió en un emblema y recorrió el mundo haciendo propaganda del Ejército Rojo, incluso llegó a ser recibida en la Casa Blanca por Franklin Roosevelt. Fue ascendida a Comandante y se dedicó a entrenar a francotiradores hasta el final de la guerra. En 1943 se le entregó la medalla de Oro de la Orden de Lenin, uno de los mayores honores posibles.

Estuvo en el ejército hasta 1953 y después se dedicó a sus estudios de historia y a dar conferencias mientras siguió activa en el Comité Soviético de Veteranos de Guerra.

Murió a los 58 años en 1971. Está enterrada en el cementerio Novodévichi, el más famoso de Moscú.

En 2015 se hizo una película sobre su vida, es una coproducción Ucraniano-Rusa. La Batalla de Sebastopol.

Pone: la Batalla de Sebastopol, pero en Ruso.

Pone: la Batalla de Sebastopol, pero en Ruso.