Alexcurioso, América, misterio

Roanoke, el gran misterio americano

Alexcurioso, América, misterio
Roanoke, el gran misterio americano

A día de hoy es impensable pensar en una Norteamérica que no sea anglosajona, pero en el siglo XVI, en plena expansión colonizadora del nuevo mundo, no las tuvieron todas consigo, y muchas cosas salieron mal, posiblemente la peor fue la Colonia de Roanoke. Lo que allí sucedió nadie lo sabe y generó una de las leyendas más importantes en los Estados Unidos.

Pongámonos en antecedentes. En 1584, la reina Isabel I dio permiso a un buscafortunas, sir Walter Raleigh, para intentar la colonización Norteamérica (él no, él se quedó siempre en su casa en Inglaterra). Era una forma de presionar al Imperio Español, y tener una base para hostigar a sus barcos.

sir Walter Raleigh en todo su esplendor

sir Walter Raleigh en todo su esplendor

En la primera expedición se encontraron con la isla de Roanoke, en la actual Carolina del Norte, les gustó el terreno y establecieron relaciones con los indios locales, los Croatoan. A Raleigh le gustaron los informes y envió una segunda expedición, a los mandos de sir Richard Grenville, que tras unos cuantos problemas con las naves, consiguió establecer una pequeña colonia en la isla de Roanoke mientras él y el resto de sus naves se dedicaban a la piratería y tenían desencuentros con los indios. En 1585 decidieron marchar, pero dejaron allí a 108 hombres, todos antiguos soldados, para ir creando una colonia mientras ellos volvían a Inglaterra para traer víveres y más colonos. Pero las cosas se torcieron enseguida, aquella tierra no daba nada y sus relaciones con los indios fueron a peor cuando empezaron a aprovecharse de ellos para poder alimentarse, al final, aprovechando que pasaba por allí el famoso corsario Francis Drake, decidieron que el clima inglés era mejor para ellos y se volvieron sin esperar a que volviera Grenville. Cuando este llegó se llevó un bues chasco, y sin nada más que poder hacer, dejó allí a 50 hombres para mantener el fuerte y volvió a Inglaterra de nuevo.

Como se ve que no aprendieron la lección, en 1587 volvieron a organizar una expedición que lideró John White, esta vez con hombres y mujeres que sabían cultivar la tierra y mantener un poblado. Cuando llegaron no encontraron ni rastro de los hombres que habían quedado atrás (eso ya tendría que haber sido suficiente señal de que allí algo no iba nada nada bien) pero decidieron volver a instalarse allí. Esta vez intentaron mantener relaciones amistosas con los indios, pero estos ya no se fiaban del hombre blanco. La situación se puso aún más tensa cuando un indio mató a uno de los colonos. Estos, asustados, pidieron a White que volviera a Inglaterra para pedir ayuda. Así que dejó todo (incluida a su nieta, Virgina Dare, la primera inglesa nacida en suelo norteamericano) y se marchó. Pero en esta historia nada puede salir bien, y White se vio en medio de la guerra entre España y Gran Bretaña, concretamente en el intento de desembarco español, la llamada Armada Invencible, además de que Raleigh pasó olímpicamente de poner más dinero y tardó tres años en ser capaz de reunir una flota y poder volver a la colonia.

Y aquí empieza el misterio. Cuando por fin llegó a Roanoke no encontró a nadie, el pueblo entero había sido desmontado. Lo único que pudo encontrar fue la palabra "CROATOAN" escrita en un árbol, en vez de la cruz de Malta que les había pedido que dejarancomo señal si tenían que marchar. White no fue capaz de investigar, solo llegó a aventurar que quizás se fueron a vivir con los indios Croatoan, y una enorme tormenta les obligó a embarcar al día siguiente.  Y hasta aquí la historia, ahora sólo nos quedan las conjeturas.

La hipótesis más aceptada es que se unieron a alguna de las tribus de indios locales. Se han encontrado restos de armas y utensilios de la época en las zonas próximas a la isla de Roanoke, y hay bastantes testimonios contemporáneos que hablan de indios de piel clara y de cautivos europeos entre las poblaciones indígenas de toda la zona.

Otra teoría habla que el jefe de la tribu Powhatan le contó años después (1607) a Jonh Smith (Si, ese, el de Pocahontas) que había matado a unos blancos que vivían con una tribu enemiga.

Hay un montón de proyectos (arqueológicos, ADN, climáticos) que intentan entender que pasó, pero de momento todo son conjeturas.

Otra teoría, si cabe la más descabellada que se podía llegar a pensar, habla de que la colonia estaba maldita. Los indios Croatoan se dieron cuenta de que los colonos estaban poseídos por un espíritu maldito que los llevó a la locura y a matarse entre sí, el demonio estaba en la niña, Virgina Dare, y fue quien inició la maldición, que los Croatoan terminaron matándolos a todos... Si os gustan estas historias, os recomiendo entonces que veáis la última temporada de American Horror Story, que trata este tema (y de una forma increíble, 100% recomendable te gusten las historias de fantasmas o no).

Croatoan pasó a ser parte del folclore americano y aparece una y otra vez en historias sobre desaparecidos a lo largo del país.